miércoles, 4 de julio de 2012

El motor solar más antiguo

Encontré esta referencia a un auténtico motor solar en los albores del siglo XX. Me viene al pelo para elaborar una entrada más de las del tipo "El X más antiguo", donde X = motor solar. Pienso que habrá motores  solares más antiguos todavía, muy posiblemente de los tiempos de la antigua Grecia. Si Arquímedes era capaz de construir robots que funcionaban con saltos de agua, como las clepsidras, es bastante seguro que supieran sacar provecho de la energía solar. De hecho, a Arquímedes se le atribuye el incendio de la flota romana utilizando espejos ustorios, esto es, espejos que concentraban la luz del sol sobre puntos susceptibles de arder en los barcos enemigos.
Lo dicho: un horno solar perfectamente elaborado durante el sitio de Siracusa, en el 213 a. C.

De todas formas, no cambiaré el título de este post puesto que pienso que respeta la idea general de lo que es un auténtico motor solar. Está instalado sobre una estructura mecánica y parece capaz de mover algo. No sólo proyecta rayos contra los enemigos. Eso es, o parece, un motor.

En cuanto a este artículo de mi revista de juventud, Science et vie (nº 723 Dic. 1977), me parece tan interesante que os lo traduzco tal cual.
En 1901, ya, el motor solar...
Hemos encontrado en una revista de "La ciencia Ilustrada" de 1901 este "motor solar" fabricado en California: la base mayor mide 10, 25 m de diámetro, la menor, 4, 50 m. El cono truncado que forma el conjunto está cubierto por 1 788 espejitos. Una caldera de 4, 10 m de diámetro de 450 litros de volumen suministra, no solamente esta cantidad de agua, sino también 225 litros de vapor. La puesta en marcha comienza 15 minutos después de la exposición al sol (incluye también un mecanismo automático de relojería sincronizado con el día sideral) y un manómetro alcanza una presión de 10 bars; acciona una pompa que ofrece un flujo de 6300 l. agua / mn, elevándola a 3, 60 m, lo que equivale a una potencia de 4 caballos. Esto ocurría hace 76 años (111 para nosotros). Si hubiéramos entonces desarrollado este tipo de motores solares...

Como veis, lo mejor que he podido encontrar hoy - en el futuro de esta información - es esta práctica aplicación para hacer un buen cocido.
 El artículo venía en esta revista de Science & Vie (nº 723 Dic. 1977)

Más cosas más antiguas:
El primer viaje temporal
El gif más antiguo
El instrumento más antiguo
La ley más antigua
La música más antigua
La música (todavía) más antigua
La foto más antigua
La primera novela de ciencia ficción científica
La voz de León Tolstoi

2 comentarios:

Miguel López Casellas dijo...

Muy interesante. No me entero ni de la mitad de las explicaciones cientificas, pero está muy interesante la info.

Es increible, como ya tan atrás en el tiempo, lo que se lograba crear...

Por cierto, ¿Que habría en esa olla?

Marc Gasca dijo...

Ya lo dije, un cocido.