lunes, 31 de enero de 2011

La música más antigua


Al igual que no hace mucho hablaba de la foto más antigua del mundo, hoy traigo aquí la música más antigua. Ya veis que no recalco que se trate de la más antigua del mundo porque en realidad es la más antigua de la que podamos tener constancia escrita. Y lo que os traigo aquí es en realidad una discutible reproducción a partir de los símbolos musicales dejados sobre la lápida original. Está claro que no tenemos ninguna grabación de la música original de esta estela funeraria datada en el primer siglo después de Cristo. Sin embargo, es seguro que la partitura moderna con la que la traigo traducida así como los textos originales son una muy buena aproximación a lo que era hace dos mil años.  
¡También la podéis escuchar en “vivo” al final de este artículo!
Esta música más antigua conocida es una canción para beber (skolion), escrita por Seikilos para su mujer Euterpe. La estela fue encontrada en Aydin (antigua Trales), Turquía, a treinta kilómetros de la ciudad costera de Éfeso, en 1883, y desapareció en 1922 durante el Holocausto de Asia Menor. Luego se encontró, rota en su base: la mujer que la tenía la usaba para apoyar una maceta en su jardín, y la base fue cortada. Hoy está en el Museo Nacional de Dinamarca.

En su encabezamiento se presenta así:
 Soy una imagen de piedra. Seikilos me puso aquí, donde soy por siempre, el símbolo de la evocación eterna.

Y en el texto “cantado” según sugieren los caracteres musicales encima de él:
ὅσον ζῇς, φαίνου, μηδὲν ὅλως σὺ λύπου• πρὸς ὀλίγον ἐστὶ τὸ ζῆν, τὸ τέλος ὁ χρόνος ἀπαιτεῖ.
 
Que se pronuncia:

Hoson zēs, phainou, mēden holōs sy lypou; pros oligon esti to zēn, to telos ho chronos apaitei

Y se traduce:

Mientras estés vivo, brilla; no dejes que nada te entristezca más allá de la medida porque corta es la vida por cierto, y su retribución el tiempo exige.
Como una imagen vale más que mil palabras, os dejo el desarrollo visual de cómo se llega a la música final a través de una sucesión de fotos muy reveladoras del proceso de traducción.



Y aquí podéis al fin escuchar esta deliciosa música ancestral.

6 comentarios:

pau dijo...

Y lo más increíble de todo es que el ritmo de la música tiene la misma cadencia que las fotos que se rotan en tu blog a la izquierda!!! da miedo!:))

Amalia dijo...

Un post maravilloso pero algo hago mal que no soy capaz de escucharla!!Rayos y centellas (lo que tiene una que decir por no decir tacos:))

Amalia dijo...

Ya está. Me ha encantado escucharla después de leerte!

Marc Gasca dijo...

¿A que es apacible y emotiva? Está claro que no es demasiado fiable pero si escuchas entre líneas da una idea bastante aproximada. Yo incluso entreveo a las griegas envueltas en sus peplos y sus quitones dandole el buen vino (diluido con agua)y sus racimos de uvas a sus amantes masculinos tumbados durante los simposios. ¡Qué vida aquella!¡Qué estupenda sociedad!

Miguel López Casellas dijo...

Yo la acabo de encontrar en Spotify, un disco titulado precisamente Seikilos, de Corvus Corax. El primer tema (de 12 en total) es el propio Seikilos ■ ■ ■

Marc Gasca dijo...

Veo que hilas fino. Me alegro de que te sigas interesando por mis elucubraciones :-)