lunes, 14 de febrero de 2011

La música más antigua (todavía)

Dado que mi última entrada fue sobre lo que titulé como la música más antigua conocida, hoy remataré el asunto con este artículo sobre la música todavía más antigua conocida.
Y sí. Esta es bastante más antigua. Estamos hablando de 1. 400 años antes de Cristo que no es moco de pavo.
 
La música se ha venido a denominar El himno de Ugarit, porque en esa ciudad es donde se encontró. 
Creo que era obligado aportar esta aclaración aunque la verdad sea dicha, no me desdigo del todo de lo anterior. Me refiero a la fiabilidad de su reconstrucción musical que es, cuando menos, discutible y todavía tema de discusión arqueomusical.
 
Por si acaso, además de la partitura reconstruida (si pinchais en ellas las podéis "bajar" a buen tamaño), también os traigo la versión más musical de las que encontré en la red. Hay demasiadas versiones midi infumables que pululan por ahí.
Más adelante, es probable que yo mismo os ofrezca una interpretación mía de esta música de hace 3, 400 años.

Lo que traigo aquí no es más que un remix de informaciones que recogí en la red (y que citaré en la mayoría de los casos). Al final de la página os dejo también un video bastante instructivo sobre este himno de Ugarit.

Ya que suelen surgir dudas sobre la fiabilidad - o no - de las páginas de internet, os aseguro que os podéis fiar del material que he recopilado. Las diversas fuentes han sido contrastadas por mí, incluso con una buena ojeada al libro técnico de Richard Dumbrill al que ningún arqueólogo pondría en duda.
Ese filtro de fiabilidad es lo que os ofrezco aquí. Hay tanto escrito en la red que me parecía ocioso repetirlo con otras palabras.
Lo que me interesa que veáis es de qué va el tema para empezar. Luego lo ampliaré con aportaciones propias y originales (que son las que me interesa exponer).
Así que ¡vamos con ello!
Las tablas datan del año 1400 A.C. y contienen un himno a la Nikal, esposa del dios de la Luna, ofreciendo también las instrucciones detalladas de interpretación para un cantante acompañado por un arpista, así como instrucciones para templar el harpa.
Por el año mil 500 aC., la ciudad porteña de Ugarit, conocida hoy como Ras Shamra en la Siria moderna, era un centro urbano y cosmopolita muy desarrollado. En aquella época alguien “escribió” algo en una tableta de barro. Cerca de tres mil 400 años después, en 1957, la profesora Anne Draffkorn Kilmer, de la Universidad de Berkeley, California, se puso a estudiar la tablilla que había sido encontrada en una excavación. Los símbolos correspondían a escritura cuneiforme. Kilmer trabajó durante 15 años descifrando los símbolos hasta que, en 1972, dio a conocer sus conclusiones: la tableta correspondía a una canción. Es la más antigua canción escrita que se conoce en todo el mundo. Lo interesante es que además de la letra —un himno dedicado a Nikkal, esposa del dios de la Luna—, la tablilla también tenía notas musicales bastante parecidas a la escala diatónica que hoy tenemos como base del arte sonoro de la cultura occidental. Antes del descubrimiento, los musicólogos creían que esa escala no existía hasta que la inventaron los griegos antiguos mil 100 años después. Y no sólo eso, la tablilla de Ugarit también tiene partes escritas de la armonía que acompañaba la canción. Hasta entonces, los expertos afirmaban que la armonía nunca existió en la música antigua.
Mesopotamia y Egipto fueron las dos grandes cunas de la civilización occidental, incluso en el campo de la música. El pensamiento griego obtendrá de ellas las bases para elaborar sus propias teorías sobre la música.
Las incrustaciones y bajorrelieves de la civilización sumeria (3000-2000 a.C.) representan la unión entre música y religión. El canto, a veces acompañado por instrumentos, formaba parte de la liturgia y de las prácticas mágicas. Los custodios de la música (kalutu), eran sacerdotes, matemáticos y astrólogos; Los bajorrelieves documentan también la existencia de una viva actividad de la música profana: en ellos se representan escenas de fiestas, ceremonias y banquetes en los que actuaban músicos y bailarinas. Los sumerios cantaban y bailaban, tanto para congraciarse con los dioses, como en los diversos momentos de la vida social.
Los asirios y los babilonios,  por  su  parte,  aplicaron  a  la  música   sus estudios de astronomía  y  matemáticas, y crearon las bases de teorías relacionadas con la concepción cosmológica de la música, elaborada después por el filósofo y matemático Pitágoras, dando un paso muy importante para la formación del pensamiento musical en Occidente.
Mesopotamia
Hace cuatro mil años, en Sumeria, el rey Shulgi de la dinastía Ur se adjudicaba el haber establecido la teoría de la música y dominar varios instrumentos y “delinear sus movimientos ascendentes y descendentes”. El significado exacto de estas palabras no se conoce, pero quizás se puede poner en relación con la invención de la notación musical babilónica, cuyos ejemplos conservados más tempranos datan del Imperio Medio Asirio, hace unos dos mil años antes de Cristo.
La más antigua forma de notación musical fue encontrada en Nippur, Irak: una tableta con escritura cuneiforme que recoge instrucciones para representar la música, a modo de una guía para el ejecutante, como sucede con todas las notaciones de la antigüedad. La imagen a continuación muestra dicha tableta, con la trascripción de la escritura cuneiforme y la traducción al inglés, con la que se puede ver que son indicaciones del número de cuerda que el intérprete debía tocar en su instrumento.
Tableta cuneiforme de Nippur. Abajo, transcripción actual y traducción al inglés.

Tableta Ugarit
La imagen de la izquierda muestra otra de las piezas de música escrita más antigua: un canto religioso grabado en el sistema cuneiforme hurrita. Fue descubierta en Siria a comienzos de los años 50, durante las excavaciones efectuadas cerca de la antigua ciudad de Ugarit, y descifrada en 1972.

Tableta hurrita
Otra tableta de aproximadamente el año 1250 a. C. Muestra un sistema de notación musical más desarrollado, pero continuaba siendo una indicación para la   interpretación.
Las cuatro primeras líneas muestran la letra de la canción, que incluye la frase “amado de mi corazón” y referencias a dioses y diosas; las seis siguientes contienen instrucciones para su ejecución, que constituyen el equivalente de la notación musical. Esta pieza, escrita hacia el 1800 antes de Cristo, hace al próximo Oriente el lugar de nacimiento de la música occidental.

Tableta hurrita transcripción
La parte superior, muestra el texto de un himno hurrita. La inferior, marcada en rojo, contiene una serie de números, nombres de las cuerdas de la lira  y términos que se ha interpretado como una “partitura” que contiene la forma en la que dicho himno debía cantarse.
Aunque han llegado muy fragmentados, estas tabletas son los más antiguos testimonios de melodías hallados en todo el mundo. Evidentemente, estos “documentos musicales” no son los que un bibliotecario o documentalista va a tener entre sus fondos, ya  son piezas más de “arqueología musical” que de paleografía musical y su lugar son los museos, pero es fascinante conocer cómo las civilizaciones antiguas buscaban una forma plasmar en un soporte perdurable y transmitible algo tan intangible como son los sonidos.

Detallo un poco más personalmente lo antedicho para el que quiera profundizar. Este material proviene del libro antecitado de Richard Dumbrill y le será de interés a los músicos de pro para entender como se deduce de la tableta CBS 10996 el proceso de adjudicación numérica a los intervalos musicales que finalmente serán los arpegios o acordes con los que se compondrá la música en sí.




Fuentes documentales:

 
http://www.sedin.org/propesp/Ugarit.htm

http://papelesdemusica.wordpress.com/2010/11/25/la-mas-antigua-forma-de-notacion-musical/

http://www.beautifulantigua.com/217/la-cancion-mas-antigua-del-mundo-el-himno-de-ugarit/

http://www.concla.net/Historia%20Archivos/Mesopotamia/Ugarit.html

Una curiosidad para despedirme: Los australianos han hecho una trilogía de una serie sobre un Indiana Jones de los suyos. Jack Hunter.
La primera película se llama "El tesoro perdido de Ugarit" ¿Os suena no?

2 comentarios:

Miguel López Casellas dijo...

Muy interesante, me ha encantado la entrada.

Alguna que otra vez he buscado información sobre la música más antigua. He visto videos en YouTube sobre lo que podía ser la música en la prehistoria, y que existen flautas construidas con huesos etc.

Y este articulo me ha parecido genial.

Yo de historia no tengo ni idea, de hecho es donde peores notas me ponian :P Pero si me interesa mucho la historia de la música. Ahora me fascina conocer todos estos datos.

En fin, enhorabuena por el articulo y voy a dar una vuelta por tu blog :)

Marc Gasca dijo...

Gracias, gracias gracias... por darte una vuelta por mi blog. No sabes la ilusión que me hace.