lunes, 1 de septiembre de 2008

Caso temporal entre 0 y -1

ts = -(1/2) t1 = -t (1/2) = t (-1/2).

Este ejemplo corresponde al que veíamos al principio (t1/2). En aquel caso dedujimos que correspondía al tipo de viaje hacia el futuro acelerado. Comentábamos que según este tiempo relativo, el viajero veía envejecer al universo dos veces más rápido que él, o lo que es lo mismo, este envejecía la mitad que su entorno. Esto también se puede expresar diciendo que su gemelo alcanzaría el doble de su edad cuando se volvieran a ver.
En este caso, similar al primero expuesto (t1/2), el signo negativo implica simplemente que el viaje se desarrolla hacia el pasado. Esto, entiéndase, es hacia el pasado relativo al tiempo referencial t1.
Para tratar el tema como los anteriores, expliquemos que con respecto a dicho tiempo referencial, t1, el viajero (t-1/2) sería visto a una velocidad de menos medio segundo por segundo del observador referencial (t1). Este observador ve que por cada segundo suyo, el reloj del viajero atrasa medio. La situación del viajero sería entonces que cada segundo el universo transcurre dos hacia su pasado. Es decir que el universo "viaja" el doble de rápido que el viajero y además, en sentido contrario. Para resumir, el viajero irá hacia el pasado (signo menos) pero de manera acelerada con respecto al universo (1/2). Viaja rápidamente al pasado, o lo que es lo mismo, viaja al futuro del pasado.
Al igual que en el ejemplo positivo (ts=t1/2), esta claro que cuanto más se aproxime la velocidad de crucero, ts, a t0, más rápidamente viajará el cronante al pasado. Su tiempo subjetivo, fisiológico, será frenado y por lo tanto envejecerá menos durante la travesía. Cuando termine la cronación, se encontrará en el pasado del principio de su viaje. Y cuanto más cerca de t0 haya viajado, menos tiempo subjetivo habrá invertido en su viaje, menos habrá envejecido. Pongamos que viaje a t-0,000001s/s1, un pequeño esfuerzo mental nos demostrará que en un segundo referencial, el cronante se encontrará un millón de años en el pasado.

ts = -2 t1 = t (-2)

No es necesario, llegados a este punto, extendernos mucho más. Esta claro, pensamos, que este tipo de viaje producirá simplemente un envejecimiento del que lo emprenda, aunque eso sí, hacia el pasado. Cada segundo hacia el pasado envejecerá dos.
Su gemelo referencial (el que no viaja, el que se queda en tierra) lo verá envejecido antes incluso de haber salido de viaje.

Bueno, nos parece que ya esta todo dicho acerca de los distintos tipos de viaje temporal. Los límites de importancia son t1, t0 y t-1. El interés para el viajante que quiera ir al futuro o al pasado se centra en los tiempos positivos y negativos cercanos a cero ya que, cuanto más cercanos sean, menos tiempo subjetivo invertirá en el viaje, menos envejecerá.
Se os requiere simplemente un pequeño ejercicio mental correspondiente al buen entendimiento de dichos procesos.
Sugerimos os esforcéis en entender bien los apartados anteriores antes de seguir adelante.

1 comentario:

anamreh sagesse dijo...

Mi poco científico cerebro se pierde. ¿Partes de la idea de que existen el pasado, presente y futuro al mismo tiempo?. ¿Acaso no nos llevará al error si partimos de una respuesta afirmativa sin más explicación? Si explicamos el mundo partiendo de la existencia de Dios hay algo anterior que todavía no hemos aclarado...
¿Estaré filosofando? al menos tus artículos me hacen pensar aunque evidentemente no estoy en condiciones de discutirte nada debido a mi absoluta ignorancia.
(Qué fotos tan entrañables, qué nostalgia...)