martes, 23 de junio de 2009

¿Cómo medir el frío?

Un lector de este blog ha contactado conmigo por medios poco ortodoxos para hacerme estas ortodoxas preguntas que contestaré lo mejor que pueda por el interés de la mayoría de nosotros (lo bueno de las preguntas es que para contestarlas, es necesario contestárselas a uno mismo antes que nada).

Resumiendo, el correo de Iván dice así:

¿Qué es la carga?... así como la masa una propiedad de la materia, ¿pero que es realmente, qué le confiere a cada partícula carga positiva o negativa?
¿Cómo medir el frío?... no como determinan los científicos como ausencia de calor, échale imaginación.
Un saludo y un abrazo.
Iván


Marc:
Un saludo y un abrazo para ti también.


No es que no la tenga pero no necesitaré echarle imaginación para contestar.
En realidad las preguntas me parecen más bien retóricas. Esta claro que ya están contestadas.

Solo añadir que el frío solo es una palabra que nos sitúa en la percepción “fría” que nos ofrecen nuestros sentidos. Y ni siquiera es absoluta. Una barrita de metal nos parecerá más fría en el sobaco que en otra parte de nuestra anatomía.
Y es que en realidad (y quizás esta sea la contestación) científicamente solo se mide el calor, o más genéricamente, la energía. El científico dirá que la barra metálica tiene más o menos energía. El profano es el que necesitará el referente subjetivo de su temperatura.
Pero volviendo a lo anterior, contesto con la pregunta siguiente:
¿Cómo medir el frío?, es más, ¿Cuándo está fría nuestra barrita?, ¿a diez, cero o menos diez grados?



Para afinar, me parece importante señalar que la medida de la temperatura, esto es de la energía de las cosas, sí que es científica, en tanto en cuanto se basa en una escala perfectamente estudiada que empieza en el cero absoluto (- 273, 15 ºC = menos doscientos setenta y tres grados centígrados) al que se bautiza como “Cero” (de la escala) Kelvin. Se entiende que no hay nada más "frío" que esto. Se trata del estado de mínima energía de cualquier átomo.

Y nótese que aún así, en este estado básico, todavía existe energía cuántica. Para explicarlo simplemente (aunque ya hemos superado el modelo atómico de Bohr) ; el electrón sigue “girando” alrededor del núcleo.


El frío no es científico. Es subjetivo y más se parece al sabor que al calor.



En cuanto a lo de la carga, digo casi lo mismo. Ya está contestada la pregunta.

Si. Es como la masa, una característica o propiedad de la materia.
Lo que ocurre es que estamos más familiarizados con la masa que con la carga simplemente porque, desde que nos levantamos de la cama, notamos la fuerza de la gravedad sobre nuestro propio cuerpo.
Y como no estamos cargados, no se nos se pega el microondas que encendemos para hacer el café. Pero es así. Tanto la masa como la carga son propiedades de la materia que se manifiestan vía sus fuerzas respectivas, la de la
gravedad y la electromagnética.

5 comentarios:

pau dijo...

Eres un sabio de la antigüedad... o lo pareces.
Recuerdo pocas cosas de las clases de física, pero se me impresionó especialmente lo de la temperatura específica de los cuerpos.. eso de que la madera tiene una temperatura específica diferente del hierro, o del plástico. Me parecía casi mágico que se estudiara eso, que en realidad teníamos tan interiiorizado.. lo he recordado ahora. Claro.

ivan dijo...

insisto amigo:
así como la masa es una propiedad de la materia , la carga es diferente sea una partícula u otra-
eso hace que exista la pregunta:
¿QUE le confiere a particulas que disponen de esa propiedad común llamada masa , carga diferente?
la carga positiva no es una propiedad de la particula con masa llamada electrón.(si es que existe..o sigue existiendo)ni la carga negativa es una propiedad de la que goce el protón.
Un buen amigo y quiza mejor físico que se llama Carlos Hernandez Monteagudo me escribió una explicación muy elegante e interesante sobre este tema en el verano de 1997.
Esa carta está desaparecida.
Me resultó apasionante y hablaba creo recordar de grados de libertad con respecto a la carga que cambiaban en cada particula gracias a la adesión d subparticulas quiza quarcks?
si logro ponerme en contacto con él , te haré llegar por algún medio esas letras.
con respecto a medir el frío,el día que te hice llegar esa propuesta era tarde , llegaba defiesta , y por un momento me sentí algo "iluminado" y diletante.
lo vi claro pero no recuerdo nda. jejej.
salu.os y un abrazo grande.
Existen entradas en google para Carlos Hernandez Monteagudo.
no se en que parte del mundo está ahora pero siempre anda con alguna investigación sobre el universo muy apasionante entre manos.
Insisto: un saludo y un abrazo fuerte.
Iván.

Marc Gasca dijo...

Está bien amigo Ivan. Que si. Que puedes buscarle explicaciones complicadísimas a tus preguntas. El asunto es que me da la sensación de que quieres que sea asi. Y no dudes de que me encantaría leer la explicación de tu amigo físico. Lo único que te digo es que lo que trato de hacer aquí es precisamente lo contrario. Darle a la gente la posibilidad de ver que la ciencia solo observa hechos, y que no siempre tiene que ser árduo entenderla. Concretamente en el caso que te preocupa, el de la carga de las partículas, tu mismo pareces intuir la respuesta (otra vez). Pero lo único que haces es postergar la respuesta. Los quarks, si, puedes remontarte a los quarks. Está bien y siempre aprenderás algo más del universo. ¿Pero de qué te servirá que la carga de los quarks (- 1/3) y (+2/3) den la carga entera (+1) que tanto te preocupa? Solo habrás retrasado el problema y tu siguiente pregunta en mi blog será entonces que de donde sale la carga original de los quarks. A lo que iba: que basicamente, al hablar de carga, masa o espín de la materia, solo estamos observando alguna de sus propiedades como podría ser el color o la temperatura. Lo que no sé es porque te parece tan distinta la propiedad de la carga a la de la masa. Ambas responden a fuerzas descritas en el universo (que por cierto los quarks son las únicas partículas fundamentales implicadas en las cuatro fuerzas fundamentales [fuerte, débil, electromagnética y gravitatoria]), cada una con sus características. Una solo en una dirección (la de la gravedad) y la otra en una (atracción) u otra (repulsión). Pero esta diferenciación tuya es como si entendieras los números naturales (los positivos) y quisieras que te explicaran los enteros (positivos y negativos). Ambas familias de números estan descritas y son como se las define (perdona la tautología). Vuelvo a decirte que pienso que estás más familiarizado con el concepto de masa porque te afecta todo el tiempo mientras que la carga solo la observas cuando estas en presencia de imanes. Bueno amigo. Me parece que no te habré convencido demasiado y que seguirás inquieto mucho tiempo más. Solo añadiré algo más: eso está muy, pero que muy bien.

Anónimo dijo...

eso es una mentira, simple y sensillamente si no existiera, no tendriamos conocimiento de la misma, el frio exste y ya se en "menos" lo podemos medir, ej. los años en la hisrotia de la humanidad se miden en "menos" eso no kiere decir que esos años nunka existieron, el frio existe x muchas razones, al igual que la oscuridad, y eso de q la materia "no se crea ni se destruye" es una frarza todo tiene un principio y un fin Y LA MATERIA SI SE PUEDE DESTRIR AL = Q LA ENERGIA.
para mas info. vengador_de_leyenda@hotmail.com

Marc Gasca dijo...

Nadie dijo jamás que las fechas negativas (según qué calendarios por cierto) de la historia no existen. Pero ¿quién dice que los grados negativos representen 'el frío'? (eso se desprende de tu comentario). En cuanto a lo de la materia y la energia (que ni se crea ni se destruye), haz el favor de terminar la frase... 'se transforma'. E=mc2. Enfin. No se de donde sacas ese empeño por acotar una definición (que tienes sentenciada como premisa) de lo que es, o no, el frío. A lo que vamos es que por mucho frío que tengas y siendo -273 ºC el mayor posible, por encima de esto, a -272ºC por ejemplo (que es mucho frío) hará sin embargo 1ºC de CALOR. Incluso en -273ºC seguirá habiendo calor residual cuantico. Y ves; no hablamos de frio más que como percepción subjetiva, no científica.