viernes, 26 de julio de 2013

La escalera de Penrose



Esta es la escalera de Penrose:
La gracia consiste en que si os situáis encima de ella y elegís bajarla, bajaréis infinitamente... sin bajar jamás. En eso consiste la ilusión óptica y aquí lo veréis mucho más claro. Fijaos en cualquiera de los personajillos que "suben" o "bajan".

Y otra curiosidad incluida en el libro de Martin Gardner, "Circo matemático", es precisamente esta variante de la escalera de Penrose.
El ejercicio que nos propone Martin Gardner es el siguiente:

¿cómo llegar de A a C subiendo no más de diez escalones? 

Como veis a continuación la doble trampa consiste en la propia ilusión óptica, y en la palabra "subiendo" incluida en el enunciado.
Si intentáis subir lógicamente, acabaréis por los escalones verdes y os quedaréis en 10 a un escalón de C. La solución es subir por el camino rojo (que incluye bajar 3 escalones azules).


He aquí una reproducción en el mundo real de la escalera de Penrose donde se puede ver la trampa visual que la permite. Un proceso muy similar al de la canasta imposible de la que hablábamos ayer.


Si queréis "vivirla" está en la ciudad de Rochester, al noroeste del estado de Nueva York.

Otra curiosidad evocada por Gardner son los perfiles de "dos hombres malhumorados" que se pueden ver en la mismísima bandera de Canadá. ¿Francés contra Inglés?


Si no lo veis a la primera, aquí os dejo una pequeña animación.
 photo bandera-Canada_zps7d083f5e.gif
Esta entrada es la continuación de La canasta imposible.

1 comentario:

Maryjoe dijo...

Creo que el señor Gardner es un rebuscado, lo de la bandera es una mera, fea y un poco rebuscada coincidencia.